Seguidores

sábado, 8 de octubre de 2016

¿ESTÀN LOS CENTROS DE CONTROL DE ENFERMEDADES IMPLEMENTANDO UN ESTADO POLICIAL MÈDICO?

Si usted ha estado leyendo la sección de SOTT, Salud y Bienestar, a lo largo de la semana pasada, probablemente vio algunas cosas impactantes, por decir lo menos. Y no estoy hablando de las partículas magnéticas que emanan del tráfico y entran en su cerebro(aunque, sí, eso es bastante impactante) [NdE: también pueden encontrar información en español aquí y aquí]. Me estoy refiriendo a los artículos que hablan sobre el empuje que vemos de los poderes fácticos hacia un estado policial del cuidado sanitario, repleto de vacunas forzadas y poblaciones en cuarentena. ¿Suena un poco dramático? Siga leyendo.

© theeventchronicle.com
El mes pasado los Centros de Control de Enfermedades en EE.UU (CDC por sus siglas en inglés), anunciaron de forma discreta sus planes para garantizarse a sí mismos el poder de aprehender y detener a personas que "razonablemente se piense que están infectadas con una enfermedad [cuarentenable transmisible] en su fase de clasificación y (A) moviéndose o a punto de moverse de un estado a otro; o (B) ser una fuente probable de infección en individuos que, mientras que estén infectados con tal enfermedad en un estado clasificado, se estén moviendo de un estado a otro." Los datos se presentan en un largo aviso de reglamentación propuesta (NPRM por sus siglas en inglés) en el Registro Federal para modificar la ley federal de salud pública del 15 de agosto de 2016. El documento completo se encuentra aquí.

Algunas de las reacciones en el mundo de internet son un poco exageradas, lo cual es de esperar debido a que un estado policial médico está cada vez más cerca con cada mandato anunciado por el CDC y organizaciones similares. ¿Pero qué es lo que revela el documento si lo miramos de forma calmada y racional?

El problema no es tanto el espíritu del documento - por supuesto, es una buena idea tratar de prevenir el esparcimiento de enfermedades amenazadoras a una población más amplia por medio de la segregación de aquellos que han contraído la enfermedad. El problema tiene dos caras: 1) que el lenguaje en el comunicado es engañoso para manejarlo y puede ser interpretado como confinamiento forzado a voluntad del personal no-médico que sospeche que usted puede estar enfermo o ha tenido contacto con una enfermedad(pero la base de la sospecha, difícil de definir, es problemática); y 2) que esto viene del CDC, que tiene un registro probado de
alabar enfermedades no problemáticas, de esconder hechos incómodos que harán quedar mal a sus vacunas, y de extender la corrupción.

El proyecto de modificación a la regla en el Servicio Público de Salud, parece dar al CDC más poder bajo la constitución de EE.UU. (el propósito original de la regla era no permitir a las personas, con cólera y fiebre amarrilla, desembarcar de los barcos en 1800) para detener a individuos que ellos crean que pueden, o podrían, ser infectados por una enfermedad contagiosa. El acto podría extenderse a cualquiera que entre a EE.UU. o que viaje dentro de EE.UU. por medio de un avión, tren o vehículo.

Los ejemplos de las razones por las cuales uno podría ser detenido o perfilado, se encuentran en el siguiente documento:
"Las manifestaciones clínicas en el individuo consistentes con las de una enfermedad contagiosa de cuarentena; sospecha de contacto con casos o casos sospechosos de individuos infectados con una enfermedad transmisible de cuarentena en su etapa contagiosa; la susceptibilidad de una enfermedad contagiosa cuarentenable combinada con la posibilidad de exposición; viajar a países y lugares donde es probable que haya tenido lugar la transmisión de una enfermedad transmisible de cuarentena; informes de individuos que presenten enfermedad o síntomas consistentes con los de una enfermedad contagiosa de cuarentena; u otra evidencia de una posible infección, incluyendo la exposición al agente infeccioso que causa una enfermedad contagiosa cuarentenable ".A primera vista esto parece razonable, pero de nuevo, tenemos que tener en mente de qué organización proviene. El texto subrayado anteriormente es problemático debido a la "susceptibilidad del huésped," para el CDC, esto probablemente dependería de si el individuo ha tenido todas sus vacuas.


Tal y como señala Bárbara Loe Fisher:
"Si este Aviso de Propuesta de Reglamentación (NPRM por sus siglas en inglés) es implementada y los estados lo siguen, usted y sus hijos podrían ser vulnerables a ser detenidos y puestos en cuarentena si los oficiales de la salud deciden que debe ser así, o podrían convertir en transmisores de sarampión u otras infecciones, ya que, por ejemplo, sus registros médicos electrónicos podrían revelar que no han recibido todas las dosis de cada vacuna que el CDC recomienda.

No olvidemos que ninguna agencia de gobierno, corporación o persona que crea, produzca, venda, otorgue licencias, recomiende, mande o administre una vacuna recomendada por el gobierno federal, a usted o a sus hijos, tiene ninguna responsabilidad u obligación dentro de una corte judicial en frente de un jurado si usted aparece con un daño cerebral o muere por causa de vacunación.


© inhabitat.com
De forma similar, "la oportunidad de exposición" realmente podría definirse como cualquier cosa. Podría ser que caminar por las calles de cualquier ciudad grande lleve a una persona a tener contacto con cualquier número de enfermedades contagiosas, pero eso no significa que un individuo la vaya a contraer o la vaya a propagar.

Este cambio de regla llega en un momento en el que la histeria sobre las vacunas está en su punto álgido, y
los niños son expulsados de la escuela por no ajustarse a todo el calendario de vacunasimpuesto por el CDC, mientras que la Academia Estadounidense de Pediatría le dice a los médicos que está bien dejar de atender a familias de pacientes que se rehúsen a vacunarse. La idea de que uno tiene el derecho de elegir su propio tratamiento médico, para la prevención y atención, ha sido empujada más y más hacia el borde con cada pieza histérica que sacan los medios masivos de comunicación, calumniando a los "anti-vacunas."

Regresando al lenguaje del documento, aquí hay un ejemplo de lo problemático que resulta:
"El CDC puede llegar a un acuerdo con una persona, en los términos que el CDC considere necesariamente razonables, indicando que el individuo da consentimiento a cualquier medida de salud pública autorizada bajo esta parte, incluyendo la cuarentena, el aislamiento, la libertad condicional, examinación médica, hospitalización, vacunas, y tratamiento: con lacondición de que el consentimiento de la persona no será considerado como un requisito previo para cualquier ejercicio de cualquier autoridad bajo esta parte."Mientras que al principio del documento se habla de como un acuerdo "es una herramienta importante para obtener el cumplimiento de un individuo con medidas de salud pública y como un medio de construcción de confianza con el individuo" y que los acuerdos tienen que ser "sin coacción o coerción, y con pleno conocimiento de los hechos y circunstancias del caso individual ", esto es, aparentemente, negado en la última frase en el párrafo anterior cuando dice "que el consentimiento de la persona no se considerará como un requisito previo para cualquier ejercicio de cualquier autoridad bajo esta parte."

Parecería que un acuerdo sería el primer acercamiento, pero si eso no es venidero, será emitida una orden federal donde el acuerdo no será necesario. Bajo el título de las sanciones, se declara lo siguiente:
"Sin embargo, los individuos que violen los términos de acuerdo o términos de la orden federal de cuarenta, aislamiento o libertad condicional (incluso si no hay ningún acuerdo entre la persona y el gobierno), el o ella serán sujetos a sanciones criminales..."También algo perturbador, es lo que el CDC considera una enfermedad digna de cuarentena. De nuevo, de Bárbara Lowe Fischer:
"Así que la gente se dio cuenta cuando el CDC anunció el 15 de agosto que había una necesidad urgente de modificar la ley federal de salud pública para "reducir y mitigar el riesgo de brotes de Ébola, MERS, el sarampión y otras enfermedades transmisibles en EE.UU." ¿Ébola y... SARAMPIÓN?

Veamos, el Ébola es letal, un virus altamente contagioso que puede vencer y dañar el sistema inmune humano y puede causar sangrado incontrolable de los ojos, nariz, boca y cualquier otro orificio, matando desde un 25 a 90 por ciento de las personas que lo tienen.

Y después está el sarampión, que yo recuerdo tenerlo de niña durante una semana mientras tomaba siestas, usaba anteojos y leía libros con mi madre, comía sopa de fideos de pollo y bebía jugo de frutas hasta que los brotes desaparecieron. Esa fue mi experiencia con el sarampión en 1950, y era una experiencia común de la mayoría de losbaby boomers en Estados Unidos, quienes tenían sarampión o varicela.Debe ser de gran preocupación para todos los ciudadanos estadounidenses que el Gobierno Federal de EE.UU. parece no poder establecer la diferencia entre una enfermedad real virulenta y mortal con algo por lo que mucha gente fue atendida en una semana en su infancia con un poco de sopa de pollo y un poco de descanso. Tal vez el CDC ha estado tan ocupado alabando el sarampión con el fin de impulsar sus vacunas a un público ignorante que ha empezado a comprar su propia propaganda. O, más importante aún, que están esperando que usted lo tenga.

El nivel de corrupción, fraude y destrucción de la evidencia del CDC con respecto a la vacuna MMR (sarampión, paperas y rubéola) está bien documentado en el documental Vaxxed. Es un caso hermético, gracias al testimonio de William Thompson, científico del CDC que admitió esquivar deliberadamente la información para crear la correlación entre la vacuna y la desaparición del autismo. Se recomienda altamente ver Vaxxed.

Tal como lo señala Fischer:
"En 1960, tres años antes de que la vacuna contra el sarampión fuera autorizada, la tasa de mortalidad por esa infección infantil fue de 0,2 casos por cada 100.000 personas. Antes de que la vacuna contra la varicela se autorizara en 1995, había alrededor de 100 muertes al año en una población de Estados Unidos de 260 millones personas. Un caso de sarampión o varicela no se acerca ni de lejos a poder ser calificado como una emergencia de salud pública que requiere que una persona sea detenida por un funcionario del gobierno."Según todos los indicios, se trata de enfermedades menores. Está claro que la unidad existente para convertirlas en algo más que esto está completamente ligada al incentivo financiero de vender más vacunas. En una población tan ligada a creer en la palabra de sus dirigentes (con la ayuda de los medios de comunicación) la voluntad pública, al parecer, compra por completo cualquier amenaza percibida, no importa cuán estúpida sea.Un poco de investigación amplía el panorama para derribar la narrativa oficial, pero el número de personas dispuestas a dar este paso sigue siendo sorprendentemente pequeña. Como resultado tenemos una población tan llena de mentiras que están dispuestos a someterse a todas las medidas que consideren apropiadas sus líderes "por su propia seguridad", a pesar del hecho de que la amenaza real es bastante minúscula.

Tenga en cuenta que nada de esto sería posible si el público no se hubiera creído el pánico total que ha estado circulando en los medios de comunicación acerca de lo que parece que siempre resultan ser las enfermedades más inocuas. Zika, el sarampión, las paperas, el SARS, la gripe porcina, la gripe aviar - Éstas son sólo algunas de las "epidemias" exageradas que se han utilizado para aterrorizar al público durante la última década.


Y hablando del Zika, un virus "vago y difícil de diagnosticar los síntomas, crea un vehículo especialmente apto para crear histeria extendida que podría, sin ninguna dificultad, proveer las bases para el proyecto limitado de la implementación de cuarentena y vacunación del CDC." Mientras que el Zika no se nombra específicamente en el documento, el flujo constante del "gobierno y la cobertura de los medios corporativos de un relativamente escaso número de casos identificados en el sur de Florida" hacen que sea propicio para ser la próxima "enfermedad" puesta en la lista de detención y cuarentena.

© nbcdfw.com
Los síntomas del Zika son leves (fiebre, erupción cutánea, dolor en las articulaciones, conjuntivitis, dolor muscular, dolor de cabeza) y generalmente duran hasta una semana. Pero eso no ha impedido al CDC la fumigación aérea masiva de un pesticida tóxico, Naled, cuyos síntomas de toxicidad, son en realidad peores que la enfermedad que se supone debe ser erradicada. No importa el hecho de que la fumigación aérea tenga una eficacia extremadamente cuestionable.

Y claro, está por llegar una vacuna en contra del Zika en un futuro próximo. Ya se está probando en humanos. Parece un tanto conveniente que el CDC esté introduciendo estos cambios al Acta de Salud, justo cuando está por salir una nueva vacuna. Alguien está por hacer un montón de dinero con esto.

Del vínculo anterior:
"En este momento, el ciudadano en cuestión tiene más que suficiente para cuestionar lo que realmente está en curso. Una población que cree en la propaganda y está mal informada sobre la amenaza insignificante planteada por el Zika fácilmente podría confundir los efectos del Naled con los síntomas leves que caracterizan el virus - tal como el Pyriproxyfen que causó un frenesí similar en los oficiales de salud pública de Brasil. Esto proporcionaría las bases para un esfuerzo ambicioso y de gran escala, de poner en cuarentena a una o más áreas e introducir medidas de emergencia relacionadas, ahora dictadas por el CDC."El aspecto positivo de todo esto, si es que se puede decir eso, es el hecho de que ninguna de estas medidas serían necesarias si la gente no se estuvieran dando cuenta del hecho de que
hay algo podrido en el estado de Dinamarca en todas partes.
El hecho de que se está construyendo más resistencia, que más y más personas están empezando a despertar y cuestionar la versión oficial se evidencia por el hecho de que estos grandes órganos del gobierno están haciendo todo lo posible para vender sus vacunas al público.

En general, la propuesta del cambio de ley no es un intento abierto para crear un estado policial médico, a pesar de lo que algunos blogueros alarmistas están señalando. La preocupación viene más bien de qué se ha escrito y cómo podría ser interpretado y aplicado cuando estalle una crisis de salud real.

Tal vez lo que se establece en todo esto es una confrontación masiva entre los que son conscientes de lo que es la manipulación, y el deseo del CDC por ganar más y más control sobre la salud y el bienestar de la población. Cualquiera que sea el resultado de una confrontación de este tipo, están obligados a tener bajas en ambos lados
.



Doug DiPasquale

Doug DiPasquale es un nutricionista holístico, un paleo aficionado y periodista de salud que vive en Toronto, Canadá. Es un colaborador habitual de SOTT.net, Dot Conector Magazine, el Huffington Post de Canada, el Food Network de Canadá y ha contribuido a muchos otros blogs y publicaciones online. Le apasiona la investigación sobre lo que comemos, exponiendo las mentiras y el pensamiento erróneo de la "policía de la comida" e informando al público acerca de cómo comer comida de verdad, es decir, reemplazar esa toma de pasto de trigo por el tocino.
FUENTE: SOTT

No hay comentarios:

:) :-) :)) =)) :( :-( :(( :d :-d @-) :p :o :>) (o) [-( :-? (p) :-s (m) 8-) :-t :-b b-( :-# =p~ :-$ (b) (f) x-) (k) (h) (c) cheer