Seguidores

martes, 8 de agosto de 2017

LAS FOTOGRAFÍAS DE SEBASTIAO SALGADO RETRATAN EL PLANETA COMO NUNCA ANTES

SEBASTIÃO SALGADO VÍA TIME

Sebastião Salgado es mundialmente conocido por sus conmovedoras fotografías de retratos. Sin embargo, actualmente el artista desarrolla una nueva faceta: la de ambientalista.

Salgado nació en 1944 en una pequeña localidad del interior de Minas Gerais, en Brasil. No obstante, vivió muchos años en París, durante la dictadura militar brasilera. Sus fotografías oscilaron por diversos temas. Inicia su recorrido por la fiebre del oro en Minas Gerais, pasa por las guerras civiles africanas y un viaje a través de Latinoamérica y acaba con un espectacular retrato de nuestro planeta.


Fotografía de Sebastião Salgado


De la fotografía a la tierra
Su hijo, Juliano Ribeiro Salgado, junto con el alemán Wim Wenders filmó un documental sobre la vida de Sebastião en 2014 titulado La sal de la Tierra. El filme fue nominado al Óscar a mejor documental en 2015 y está disponible en Netflix.

Pero la faceta ambiental de Salgado no se queda en la fotografía. Junto con su esposa, Lélia Deluiz Wanick, fundaron el Instituto Terra, que tiene como objetivo revitalizar la mata atlántica. Este ecosistema es autóctono de Minas Gerais, y actualmente su supervivencia peligra como consecuencia de la explotación desmedida del hombre.

Cuando Salgado retornó al campo de su familia en 1979, se encontró con una situación devastadora. La tierra se secaba y ya casi no había árboles. Esta fue la semilla para la germinación del Instituto Terra. A partir de ese momento hasta la actualidad, el instituto plantó, solo en las tierras de la familia Salgado, 2 millones de árboles, con lo que consiguieron revitalizar el ecosistema local.


SEBASTIÃO SALGADO VÍA INSTITUTO TERRA


Antes y después del campo de la familia Salgado, ubicado en Minas Gerais.

En busca de la génesis terrestre


A través de su más reciente serie de fotografías, Génesis, Salgado retrata recónditos rincones del planeta que aún permanecen vírgenes, libres de intervención humana. Según explica en una charla TED titulada El drama silencioso de la fotografía, se calcula que en el Amazonas aún hay 110 comunidades indígenas que no han tenido contacto con el ser humano. Es nuestra responsabilidad, dice, que estas culturas se preserven, ya que son parte de nuestro patrimonio como humanidad.




La espectacular estética de Salgado nos demuestra, desde una óptica particular, sutil y delicada, lo increíbles que son nuestro planeta y las especies que viven en él. Estas fotografías son, al mismo tiempo, un llamado a gritos para que tomemos conciencia y preservemos la riqueza natural que nos rodea.

No hay comentarios:

:) :-) :)) =)) :( :-( :(( :d :-d @-) :p :o :>) (o) [-( :-? (p) :-s (m) 8-) :-t :-b b-( :-# =p~ :-$ (b) (f) x-) (k) (h) (c) cheer