Seguidores

martes, 28 de abril de 2015

LA EDUCACIÓN COMO NEGOCIO Y LOS ESTUDIANTES COMO CONSUMIDORES (O LA MUERTE DE LA UNIVERSIDAD)

BAJO EL PARADIGMA NEOCAPITALISTA, LA EDUCACIÓN SUPERIOR HA MARGINADO A LAS HUMANIDADES Y RENEGADO DEL ESPÍRITU ORIGINAL DE LA ACADEMIA

may_1293584c



El profesor Terry Eagleton ha hecho un diagnóstico de la instituciones de educación superior en Gran Bretaña en el que considera que las universidades están terminalmente enfermas, al menos si continúan abrazando un modelo clientelar de la enseñanza. El sistema británico es sin duda distinto a los sistemas universitarios que se pueden encontrar en países latinoamericanos, sin embargo las tendencia de concebir la educación como un negocio, de desplazar las humanidades en favor de carreras técnicas y de fomentar el pensamiento utilitario en detrimento del pensamiento crítico se puede observar de manera global, por lo que podemos extrapolar en cierta medida el análisis de Eagleton a nuestros países particulares, aunque seguramente habrán algunas excepciones.

Eagleton, escribiendo para Chronicle, se enfrasca en una franca diatriba en contra del sistema universitario de su país, en el cual ha servido y del cual ha obtenido beneficios económicos. Si bien hay que tomar con un grano de sal su condena de “la muerte lenta de la Universidad”, también debemos reconocer sus credenciales, especialmente en defensa de las humanidades, siendo profesor emérito de inglés y autor de decenas de libros. La seriedad del diagnóstico puede parecernos exagerada, pero si recuperamos el sentido original del mundo académico (la Academia que proviene de la escuela fundada por Platón), no es del todo equivocado. Regresando al origen, la filosofía platónica concibe que el fin de la educación es abrir el ojo interior, o el ojo de la mente, una forma de percibir desde una profundidad psíquica desarrollada a través de la vida filosófica. En La República, Platón señala que “lo que la Educación debería de ser, es el arte de la orientación” y que no se debe de “implantar una visión” en la mente, sino simplemente enseñar a ver puesto que, como los prisioneros en la cueva, muchas veces ni siquiera hemos desarrollado un ojo (metáfora de la mente o del alma) capaz de distinguir las sombras de la fuente de la luz. En otras palabras, esta educación está basada en un principio práctico de enseñar a pensar y no qué pensar, desarrollando la capacidad de percepción individual. Esta es también la esencia del método socrático, en el que el individuo llega a sus propias conclusiones ejercitando la dialéctica. De igual manera, siendo fiel a la filosofía platónica, la educación idealmente no sólo cultiva la razón del individuo, sino desarrolla su capacidad intuitiva, la cual es una forma superior de conocimiento según Platon, permitiéndole acceder a la noesis. Podemos ver este espíritu académico al servicio del alma humana, por ejemplo, en Erasmo de Rotterdam y en el génesis mismo del Renacimiento, ligado al surgimiento de las primeras universidades europeas y a la circulación de las ideas de Platón y Aristóteles, entre otros filósofos.


Teniendo esto en mente, analicemos el estado de las universidades, siguiendo el diagnóstico del Dr. Eagleton. El principal problema que detecta Eagleton es que las universidades han sido cooptadas por el modelo económico neocapitalista, haciendo que su operación y valores sean casi idénticos a los de una corporación. Teniendo un puesto a nivel de dirección en Oxford, Eagleton señala que sintió la necesidad de renunciar cuando descubrió que “esperaban que me comportara como un CEO más que como un académico”. Esto es seguramente una administración en favor de los intereses políticos y económicos de la universidad y no en favor de la cultivación de las mentes de los universitarios. Este modelo, nos dice el profesor Eagleton, está siendo adoptado a lo largo del mundo anglosajón a partir de Stanford y MIT, universidades que han creado el modelo de la universidad empresarial. La creciente “bizantina burocracia” de las universidades cree que está manejando “General Motors”; y entonces quizás podemos extender la metáfora automotriz a los estudiantes como autómatas, corriendo mecánicamente con un sólo programa básico: capitalizar económicamente sus estudios.

La enorme cantidad de dinero que circula en las universidades, permite que parafraseamos al escritor de ciencia ficción y fundador de la cienciología, L. Ron Hubbard, quien famosamente dijo que si uno quería hacerse millonario debía de fundar una religión. Hoy en día si uno quiere hacerse rico parece un buen plan de negocios fundar una universidad.

Eagleton nos dice que cuando “los profesores se convierten en gerentes, los estudiantes se convierten en consumidores”. La regla de la administración de que “el cliente siempre tiene la razón” reencarna en el mundo universitario en profesores que “fracasan si el estudiante reprueba” y en cursos hechos a la medida para estudiantes que responden a modas y caprichos intelectuales, por lo cual vemos cursos de “Vampirismo en vez de Victorianismo, Sexualidad en vez de Shelley, fanzines en vez de Foucault, el mundo contemporáneo en vez del medieval”. Perdemos entonces también la memoria histórica, entendiendo que, regresando a Platón, aprender es esencialmente recordar.

El modelo económico dominante está ligado a una política tecnocrática, y por lo tanto las “humanidades son las que más están siendo orilladas”. Se distribuyen fondos y becas en las universidades para la ciencia, la medicina y la ingeniería, pero “se ha dejado de entregar recursos significativos a las artes. No es disparatado cuestionarse si departamentos enteros de humanidades desaparecerán en los años siguientes. Si los departamentos de inglés sobreviven, tal vez sea sólo para enseñarles a los estudiantes de administración de empresas cómo usar el punto y coma”, dice irónicamente Eagleton (dando una pista de algo que también podríamos perder, el humor crítico del humanista). En el Renacimiento tuvimos a la Familia Medici, quienes se convirtieron en mecenas de artistas y filósofas, especialmente bajo la influencia del gran filósofo neoplatónico Marsilio Ficino, quien era llamado “doctor del alma”. Aún no se había perdido la noción de que el hombre tenía mucho que ganar –ganancias incuantificables, capital espiritual– cultivando el arte por el arte, embelleciendo su existencia. Hoy las universidades se mueven bajo el paradigma de que es la investigación científica la que genera dinero “no los cursos en Expresionismo o la Reforma”.

Al suprimir o marginar a las humanidades también perdemos la esencia de la “universidad”, el lugar en el que se expande el conocimiento de lo particular a lo universal, lo cual sugiere un amplio abanico, un encuentro de todos los mundos, una totalidad, y no sólo un limitado espectro racionalizado y atomizado conforme a la utilidad y la preponderancia económica. La palabra “universidad” pierde su sentido, y por lo tanto cuando Eagleton ve la gradual muerte de la universidad no está del todo equivocado; las instituciones educativas superiores siguen y seguirán pero tal vez las universidades estén muriendo, por que “el espíritu” original está dejando el cuerpo o el campus.

Quizás este desplazamiento de las humanidades tenga también una agenda política más perversa o al menos una utilidad poco mencionada. Puesto que, como nos dice Eagleton, el valor de las humanidades yace en que “no se conforman a las nociones dominantes”. Esto es justo de lo que hablábamos con la referencia al origen platónico de la academia: el pensamiento crítico, reflexivo e intuitivo que no se alinea con el adoctrinamiento de la estructura de poder sin antes cuestionarlo.

Observando esta tendencia y colocándose un poco en la mente de Eagleton uno piensa en la alegoría de Alphaville, la película de Goddard no del todo lejana a la Cueva de Platón o a la posterior The Matrix. Una tecnocracia en la que las humanidades están virtualmente extintas y las personas no recuerdan ya su existencia lo suficiente para poder cuestionar la realidad en la que viven. La película de Godard es hiperbólica, una reimaginación de los estados totalitarios en un momento en el que Stalin y Hitler estaban frescos en la conciencia; sin embargo, también es sensible a los mecanismos de propaganda occidentales que utilizan la tecnología como herramienta fundamental de programación de las masas, literalmente implantando imágenes en nuestra mente y no enseñándola a discernir. Tal vez Eagleton exagera, al igual que Godard, y las universidades y nuestra sociedad no están en un curso decadente. Lo que preocupa, sin embargo, es que podamos llegar a un punto en el que ya ni siquiera seamos capaces de percibirlo, y que como ente social hayamos perdido la capacidad de ejercer un pensamiento crítico o que ese mismo pensamiento crítico sea tan marginal que no tenga ningún peso e influencia en las decisiones colectivas. Entre la marcha irrefrenable del materialismo, del capitalismo y del progreso cientificista, con sus poderosas máquinas siempre encendidas, es difícil escuchar y darle importancia a la voz del arte y del alma humana.

FUENTE: PIJAMASURF

THE WAR IN MY HEAD - DEXTER BRITAIN


LA MANSIÓN WINCHESTER - VOCES ANONIMAS

La mansión Winchester día a día abre sus puertas para que muchos, al ingresar en ella, descubran un mundo sobrenatural, misterioso y, por momentos, enloquecedor. Esta conocida construcción estadounidense desafía completamente cualquier tipo de norma arquitectónica y, a la vez, se burla con saña de la lógica, el tiempo y el escepticismo. 
Sus múltiples habitaciones y ventanas, sus puertas que no conducen a ninguna parte o las escaleras que terminan en el cielo raso hacen que se parezca más a un gigantesco laberinto que a una antigua residencia. Pocos son los que saben que detrás de esa mansión se esconde una historia de vida sumamente interesante: la de la antigua dueña de casa, Sarah, la viuda de Winchester.


sábado, 25 de abril de 2015

MÚSICA DE RELAJACIÓN


LOS ESPIGADORES Y LA ESPIGADORA - AGNÉS VARDA (DOCUMENTAL)

La película trata sobre una serie de colectores que buscan comida, fruslerías y relaciones interpersonales. Varda viaja por los campos y ciudades de Francia filmando no sólo espigadores, sino también traperos y recolectores urbanos, incluyendo al propietario de un salubre restaurante cuyos antecesores eran también recolectores. La película narra varios aspectos de la gente que recolecta y vive de la recolección. Una de esas personas es un profesor, Alain, que compagina la recolección de vegetales en los mercados de la ciudad con la enseñanza de francés en un centro para inmigrantes. Entre los otros personajes de Varda se encuentran artistas que incorporan materiales reciclados en su trabajo, símbolos que ella descubre durante la grabación (incluyendo un reloj sin agujas y una patata con forma de corazón), y varios abogados que estudian legalmente estos fenómenos de recolección. Varda también entrevista a Louis Pons, que explica que la basura es un "abanico de posibilidades".

viernes, 24 de abril de 2015

SOCIEDADES DE CONTROL - GILLES DELEUZE

En varios textos, Deleuze retoma las consideraciones de Foucault acerca del poder disciplinario y plantea algunas novedades acerca de ellas. Fundamentalmente, lo que sostiene es que Foucault estuvo acertado en el análisis de los centros de encierro como la fábrica, la prisión, la escuela, los hospitales. El problema es que la sociedad actual está dejando de ser aquella analizada por Foucault. Por ello, anuncia:

Todos los centros de encierro atraviesan una crisis generalizada: cárcel, hospital, fábrica, escuela, familia [ ]. Los ministros competentes anuncian constantemente las supuestamente necesarias reformas. Reformar la escuela, reformar la industria, reformar el hospital, el ejército, la cárcel; pero todos saben que, a un plazo más o menos largo, estas instituciones están acabadas. Solamente se pretende gestionar su agonía y mantener a la gente ocupada mientras se instalan esas nuevas fuerzas que ya están llamando a nuestras puertas. Se trata de las sociedades de control, que están sustituyendo a las disciplinarias.

Foucault había centrado su análisis en instituciones que se caracterizaban por ser lugares a los que los sujetos se veían obligados a ingresar e impedidos de salir por cierto tiempo. Instituciones en las que, más allá de los objetivos explícitos -brindar conocimientos, cuidar la salud, proporcionar empleo-, lo que se pretendía era disciplinar a los individuos de modo que pudieran resultar útiles al sistema. A través de dispositivos en los que se atendía a la individuación al mismo tiempo que a la inclusión de esos individuos en ámbitos masivos, se formaban sujetos fuertes pero dóciles y obedientes. Si bien cada una de estas instituciones operaba de un modo semejante, el paso de una a otra implicaba siempre un comienzo desde cero. A Deleuze le gusta repetir el cantito que acompaña usualmente esas situaciones: el niño al que, mientras está en la escuela, se le dice: "ya no estás en tu casa"; el joven al que en su trabajo le dicen: "ya no estás en la escuela".

Para Deleuze, los tiempos de la sociedad disciplinaria, como hemos visto, están terminando. Pero eso no significa que el panorama sea muy alentador: "Es posible que los más duros encierros lleguen a parecernos parte de un pasado feliz y benévolo frente a las formas de control en medios abiertos que se avecinan".

A diferencia de lo que sucedía en la sociedad disciplinaria, en las actuales sociedades de control el acento no se coloca en impedir la salida de los individuos de las instituciones. Al contrario, se fomenta la formación on-line , el trabajo en casa. Sin horarios, sin nadie que esté vigilando. De lo que se trata ahora no es de impedir la salida, sino de obstaculizar la entrada. No es sencillo acceder a puestos de privilegio, a posgrados de nivel internacional o a medicinas que contemplen la atención domiciliaria. Para poder hacerlo, hay que superar diversos obstáculos, entre los cuales el principal es el económico: "El hombre ya no está encerrado, sino endeudado". No sólo resulta difícil ingresar; también es muy difícil permanecer. Pero los privilegios de "pertenecer" hacen que se extremen los esfuerzos por cruzar la barrera.

Cuando el niño salía de la escuela, sentía el alivio de abandonar el encierro. Es verdad que ingresaba a la casa, pero las leyes de la casa dejaban atrás las de la escuela. Cuando el obrero regresaba de la fábrica, podía tomarse un respiro; el tiempo del trabajo había terminado, al menos hasta el día siguiente.

En la actualidad, la supuesta libertad del tiempo abierto resulta un elemento de control mucho más fuerte que el encierro. Ya no se necesita tener a un empleado confinado bajo llave ni vigilado para que trabaje. Se le da la posibilidad de que haga su tarea en su casa, sin horarios, en su tiempo libre. Pero ese empleado sabe que si él no hace su trabajo en tiempo récord otro lo hará por él, quitándole su lugar; que si no tiene su celular encendido permanentemente, poniendo todo su tiempo a disposición de la empresa (la expresión full time pasó ahora a ser entendida literalmente), su jefe de equipo llamará a otro empleado "más comprometido con el trabajo". De modo semejante, quien se capacita on-line no lo hace en su "tiempo libre" sino quitándose horas de sueño, porque sabe que si no "se actualiza" permanentemente dejará de pertenecer a un grupo "de privilegio". "Estamos entrando en sociedades de control que ya no funcionan mediante el encierro, sino mediante un control continuo y una comunicación instantánea."

Todo es flexible, todo es líquido, todo se resuelve con el "track track" de la tarjeta de crédito. Pero cada vez que usamos la tarjeta, cada vez que enviamos un e-mail o que miramos una página de Internet, vamos dejando rastros, huellas. Vamos diciendo qué consumimos, con qué nos entretenemos, qué opinión política cultivamos. Y cuanto más dentro del grupo de pertenencia está un individuo, más se multiplican sus rastros. Todo eso forma parte de un enorme archivo virtual que permite, entre otras cosas, "orientar" nuestro consumo.

No se nos confina en ningún lugar, pero somos permanentemente "ubicables". No se nos interna en un hospital pero se nos somete a medicinas "preventivas" y "consejos de salud" que están presentes en cada instante de nuestra vida cotidiana, que nos hacen decidir qué tomar, qué comer, cómo conducir un automóvil. No hacemos el servicio militar ni -si tenemos la fortuna suficiente- somos convocados a participar en el ejército. Pero vivimos "militarizados" por el miedo que los medios de comunicación nos infunden de que las "bandas urbanas" nos asesinen por un par de zapatillas.

¿HAY ALTERNATIVAS POSIBLES ANTE UNA SITUACIÓN COMO ÉSTA?
Ciertamente, las hay. Y varias, íntimamente relacionadas. En una entrevista realizada por Toni Negri, Deleuze sostiene:

En Mil mesetas se sugerían muchas orientaciones, pero las principales serían estas tres: en primer lugar, pensamos que una sociedad no se define tanto por sus contradicciones como por sus líneas de fuga, se fuga por todas partes y es muy interesante intentar seguir las líneas de fuga que se dibujan en tal o cual momento. [ ] Y hay otra indicación en Mil mesetas : no ya considerar las líneas de fuga en lugar de las contradicciones, sino las minorías en lugar de las clases. Finalmente, una tercera orientación consistiría en dar un estatuto a las "máquinas de guerra", un estatuto que no se definiría por la guerra sino por una cierta manera de ocupar, de llenar el espaciotiempo o de inventar nuevos espaciotiempos: los movimientos revolucionarios [ ] y también los movimientos artísticos, son máquinas de guerra.

El sistema, por más que se esfuerce por tener todo bajo control, no lo consigue. Siempre hay orificios por los que se produce un escape, una fuga. Siempre hay flujos que ponen en peligro la estabilidad. Por ello, para Deleuze, el camino no es la confrontación entre clases, sino detectar y reforzar esas líneas de fuga que puedan conducir, a través de las máquinas de guerra, a nuevos espaciotiempos.

Ante un sistema que pretende bloquear el deseo, circunscribirlo a las líneas segmentarias, que pretende que cada individuo aparezca "modulado" por una misma frecuencia, lo que hay que hacer es ver qué líneas de fuga se presentan o cuáles se pueden construir, por dónde puede abrirse paso lo inesperado, el acontecimiento, el "devenir revolucionario" que produzca una transformación.

¿Significa esto aspirar a una toma de poder? No, porque eso sería intentar ser mayoría. La salida está en los devenires minoritarios. Deleuze aclara que las categorías de "mayoría" y "minoría" no tienen que ver con una cuestión de cantidad. Una minoría puede ser numéricamente mayor que una mayoría. Lo que las diferencia es que las mayorías responden a un modelo, a un patrón, y establecen jerarquías de pertenencia a partir de ese patrón. Quien más se acerca a él más poder tiene. En un sentido abstracto, el patrón occidental es el varón, adulto, propietario, citadino, de clase alta. Quien aspire al poder deberá intentar aproximarse lo más que pueda a ese patrón. Es el caso, por ejemplo, de muchas mujeres que se dedican a la política y que, en lugar de producir una transformación en la política, terminan asumiendo características tradicionalmente sostenidas por los varones. Es decir, juegan su mismo juego, pretendiendo mostrar que son mejores que ellos. Otro ejemplo podría ser el de los niños que son insertados en el mundo mediático adulto. Las publicidades o los programas que protagonizan muestran "adultos en potencia", no niños. Muestran futuros hombres exitosos, en plena sintonía con la frecuencia del sistema. Ante esto, Deleuze postula la necesidad de un "devenir-mujer" o de un "devenir-niño" de las mujeres y de los niños, pero también de los varones. Lo que no se puede es "devenir-hombre", porque "el varón adulto no tiene devenir". ...l es el patrón, su dominio es la historia, no el devenir. Y las minorías se reconocen, justamente, en la fuga de ese poder dominante.

Por esto dice Deleuze que, a pesar de sentirse un pensador de izquierda, no cree en la posibilidad de un gobierno de izquierda. "Gobierno" e "izquierda" son términos contradictorios: "Pienso que no hay gobiernos de izquierdas [ ]. En el mejor de los casos, lo que podemos esperar es un gobierno favorable a determinadas exigencias o reivindicaciones de la izquierda. Pero no existe un gobierno de izquierdas, porque la izquierda no es una cuestión de gobierno".

No se trata de luchar por una toma del poder, o del gobierno, sino de abrir posibilidades a un ejercicio creador de la potencia, a una puesta en funcionamiento de las máquinas de guerra artísticas, revolucionarias; de ser capaces de crear nuevos espacios, nuevos tiempos no regidos por el mercado, sin modelos ni patrones, abiertos a lo desconocido: "Lo que más falta nos hace es creer en el mundo, así como suscitar acontecimientos, aunque sean mínimos, que escapen al control, hacer nacer nuevos espaciotiempos, aunque su superficie o su volumen sean reducidos [ ]. La capacidad de resistencia o, al contrario, la sumisión a un control, se deciden en el curso de cada tentativa".

En definitiva, se trata de apostar por la micropolítica: "Toda posición de deseo contra la opresión, por muy local y minúscula que sea, termina por cuestionar el conjunto del sistema capitalista, y contribuye a abrir en él una fuga". .



FUENTE: TARINGA

TIPOS DE POLVO CÓSMICO

Tipos-de-polvo-cosmico-02.jpg



Los científicos hablan todo el tiempo del polvo cósmico o polvo interestelar, pero ¿qué es exactamente? ¿Acaso conocemos cuáles son los componentes del universo? Hoy vamos a ahondar un poco más en la noción de polvo cósmico: qué es, dónde está y cuáles son los tipos de polvo cósmico.

¿Qué es el polvo cósmico?

El polvo cósmico es una sustancia que se encuentra a través de todo el universo y consiste en pequeñas cantidades agregadas de material, cuya composición varía sustancialmente en función de en qué condiciones se formó el polvo cósmico.

Al principio se creía que el polvo cósmico o polvo astronómico, era una molestia que obstruía el estudio detallado de las estrellas, planetas y demás cuerpos celestes. Actualmente se conocen algunas propiedades interesantes del polvo cósmico, gracias a lo cual se llegó a comprender mejor cuál es su función e importancia para la astronomía.

Tipos-de-polvo-cosmico-00.jpg


Tipos de polvo cósmico

En principio se han diferenciado seis tipos de polvo cósmico, en primer lugar el polvo intergaláctico, que es el polvo cósmico que se encuentra situado entre las galaxias y es el que resulta más molesto a la hora de estudiar las formas, colores y demás componentes de las diferentes galaxias.


NASA

En segundo lugar el polvo interestelar que es, como su nombre indica, el polvo que se encuentra entre las estrellas en forma de nebulosas o cúmulos abiertos. Se estima que estas nebulosas o cúmulos de polvo cósmico interestelar son las responsables de reflejar al menos el 30% de la luminosidad total de la galaxia.

Jason Reed/Photodisc/Thinkstock
Jason Reed/Photodisc/Thinkstock

El polvo de disco circumestelar es el que se encuentra alrededor de estrellas jóvenes, en sistemas que aún no han formado sus planetas (exoplanetas). El polvo de disco circumplanetario es el que se encuentra alrededor de algunos planetas, como los anillos de Saturno o Urano. Y por último el polvo cometario, que es el que proviene de un cometa y se origina a causa del viento solar.

FUENTE: BATANGA

GRANDES INDICIOS DE DIOS - THE SIGNS


jueves, 23 de abril de 2015

¿POR QUÉ LAS JÓVENES SE SACAN SELFIES DESNUDAS?

Por-que-las-jovenes-se-sacan-selfies-desnudas.jpg



Quizá has escuchado hablar de Pornostagram, una red social que funciona de manera análoga a Instagram (vaya descubrimiento), pero en la que los usuarios postean fotografías eróticas, las jóvenes se toman selfies desnudas y las imágenes de sexo explícito también dicen presente.

Sabemos que las selfies son una manera de mostrarse al mundo, y que muchas de estas fotografías llevan consigo una carga sexual implícita, ¿pero cómo se entiende el fenómeno de las selfies eróticas y la autoexposición? Veamos algo sobre este tema.

¿Por qué la necesidad de las selfies?

La Dra. Peggy Drexler, investigadora en psicología de la Universidad de Cornell, sostiene que las selfies son también una clara manifestación narcisista, además de una señal de la compulsiva obsesión por la apariencia de la sociedad moderna.

Así, este tipo de fotografías para ser compartidas en redes sociales –las selfies– funcionan como una mirada propia al espejo, que a la vez se expone a los demás. Esto connota el inflado, henchido autoconcepto de la persona que se fotografía, quien se ofrenda en imágenes a un grupo de personas (amigos o seguidores) deseosas y pendientes de su vida, en diferentes poses y momentos.

Por-que-las-jovenes-se-sacan-selfies-desnudas-1.jpg



Para otros especialistas, como la Dra. Pamela Rutledge, directora de Media Psychology Research Center, la clave de las selfies puede estar en la comparación social. Estimulada por el deseo de ver lo que el otro expone y comparte de sus experiencias personales, se manifiesta en el sujeto una cierta competitividad que deriva en la autoexposición.

Pero, ¿qué consecuencias tiene esta práctica y el narcisimo subyacente?

Las consecuencias de las selfies

Según Drexler, diferentes estudios han demostrado que el narcisimo excesivo influye en todos los aspectos personales y sociales de la persona en cuestión, además de que ciertas líneas de investigación creen que existe un vínculo entre narcisismo extremo y violencia, a pesar de que la creencia popular suela vincular a esta última con la baja autoestima.

Asimismo, se ha investigado respecto a la alienación de la persona como una de las consecuencias de las selfies. Según indican los estudios, una persona ávida por compartir selfiesdebe afrontar los efectos de esta práctica en sus relaciones interpersonales, ya que el vínculo con amigos y conocidos se debilita notoriamente. Vale la pena imaginar cómo se amplian las consecuencias para una persona que decide mostrarse desnuda o manteniendo relaciones sexuales y compartir las fotos en ciertas redes sociales para ello.

Por-que-las-jovenes-se-sacan-selfies-desnudas-2.jpg



Por otro lado, la Dra. Drexler sostiene una línea de análisis que rescata algunos valores propios de las selfies, al menos de aquellas que podemos categorizar como "normales": estas pueden funcionar como una forma de reforzar el autoestima y, a la vez, como un revés a los estándares de belleza que son sostenidos de forma mediática.

Claro, que es muy discutible y peligroso argumentar en favor de esta visión dentro del contexto de las selfies pornográficas de sitios como Pornostagram.

Si quieres saber más sobre esta suerte de Instagram del sexo, te invitamos a conocer lo que Techtear ha dicho sobre la red social Pornostagram.

FUENTE: BATANGA

martes, 21 de abril de 2015

ES RIDÍCULO OBEDECER LAS NORMAS SOCIALES (Y ESTA SERIE FOTOGRÁFICA LO DEMUESTRA)

Parte de la “normalidad” cotidiana implica obedecer reglas no explícitas que se nos imponen casi sin que nos demos cuenta. Sin estas, la vida en sociedad sería muy distinta, según algunos incluso imposible.

Paradójicamente, dicha obediencia ciega es por ello mismo potencialmente ridícula: cuando nos detenemos un poco, reflexionamos sobre el sostén de esas normas y descubrimos que no existe algo real, objetivo, que nos obligue a cumplirlas, entonces descubrimos ese cariz un tanto absurdo de su existencia. ¿Por qué en un estacionamiento público, por ejemplo, tienes que dejar tu coche en el espacio delimitado por nada más que unas líneas de pintura trazadas sobre el piso y no podrías colocarlo de otro modo? ¿De verdad unos brochazos son obstáculo suficiente para no hacer las cosas de otra manera?

Tomando como pretexto esa posible disrupción irónica, la fotógrafa alemana Frauke Thielking realizó una serie titulada En sus marcas. Listos. Fuera, en la cual exageró dicho absurdo para hacerlo aún más evidente. La serie, además, está presentada a manera de dípticos: primero una fotografía en donde se representa una norma de manera ridícula y, como pareja de esta, la imagen de un espacio arquitectónico que de alguna manera guarda relación con la situación anterior. Para Thielking, la arquitectura es el espacio donde ocurre dicha obediencia pero, sobre todo, puede ser símbolo de eso inerte que rige nuestra vida cotidiana. Por último, destacan los montajes en los que la fotógrafa hace de los seres humanos objetos inanimados que realizan operaciones mecánicas.

El resultado es divertido y también inquietante. En buena medida cumple su propósito de mostrar que, después de todo, es bastante irrisorio que en ciertas circunstancias todos actuemos igual sin que nadie realmente nos lo haya pedido así.

© Frauke Thielking


© Frauke Thielking


© Frauke Thielking


© Frauke Thielking



© Frauke Thielking


© Frauke Thielking


© Frauke Thielking


© Frauke Thielking


© Frauke Thielking

© Frauke Thielking

© Frauke Thielking

© Frauke Thielking

FUENTE: PIJAMASURF

miércoles, 15 de abril de 2015

EL SEÑOR DE LOS ANILLOS: LA COMUNIDAD DEL ANILLO EN MP3

SUMÉRGETE EN ESTA INCREÍBLE EXPERIENCIA AUDITIVA:


En este video se va a escuchar la pelicula original del Señor de los anillos "La comunidad del anillo", con la voz de sus personajes reales, BSO, efectos especiales y lo mas importante, un narrador que te pone en situacion de lo que esta pasando.
Para los fans de el Señor de los anillos y del cine en general,espero que os guste.


La pelicula esta dividida en dos partes,esta es la primera, dejo el enlace de decarga del archivo MP3 para poder escuchar esta maravilla donde se quiera.

Parte 1: http://www.linkbucks.com/d1def27b




Parte2:

EL UNIVERSO COMO PROCESO: LA BELLEZA DE LAS REACCIONES QUÍMICAS (VÍDEO)

UNA SOLA DETONACIÓN HA ECHADO A ANDAR UN INFINITO DE DETONACIONES, MUCHAS DE LAS CUALES PRODUCEN UNA BELLEZA INEFABLE





Una forma de ver el universo es como una gigantesca reacción química que inició probablemente hace 14.5 mil millones de años con una primera explosión. Este único proceso de expansión y complejificación de la materia continúa hasta la fecha. Según Marco Aurelio el universo es un torrente que arrastra en su curso a todos los seres. Un solo movimiento que incluye todos los movimientos. Somos como cristales creciendo en una solución, enzimas dentro del metabolismo cósmico, reacciones que brotan en un río de energía y desaparecen en la espuma cuántica.

El Instituto de Tecnología Avanzada de la Universidad de Ciencia y Tecnología en China ha demostrado una notable sensibilidad estética con estos videos que seguramente les permiten reunir fondos y dar a conocer su trabajo. La belleza de la química, la belleza al interior de la materia, la belleza de lo que une y separa, solve et coagula. Imágenes que nos hacen vislumbrar las transmutaciones perpetuas, la danza del agua y el fuego y su coreografía de formas geométricas. Ver los entresijos de las fuerzas que animan la materia y la vida –las miríficas reacciones que están ocurriendo en en este instante dentro de ti y a tu alrededor– nos ayuda a no ser una de las personas que tiene en mente Rosa Luxemburgo cuando dice: “No puedes explicarle la magia de la vida a alguien que no la puede percibir en las cosas más pequeñas”.

El video nos invita a un recorrido casi alquímico por algunos de los metales que constelan la gran obra, árboles de plata (Luna) y cobre (Venus) y árboles de plomo (Saturno) que se forman cuando se introduce zinc a una solución y se fija su estructura con silicato de sodio o ácido acético. De la alquimia a la química moderna con su panoplia de aparatos high tech para congelar –en un fractal– la Gran Explosión.

Observamos el nacimiento y la evolución de cristales, seres vivos que se debaten en la frontera entre lo inanimado y lo animado, tocados por la chispa del espíritu que permea el mundo y hace brillar en cada parte la armonía de las esferas.

Viajamos a un jardín químico en el que se introduce una pizca de sal metálica en una solución de agua. “La sal empezó a crecer y a generar formas muy interesantes debido a la formación de membranas de silicio metálico permeables y a los efectos osmóticos”, explican los científicos. Recuerda un episodio que el alquimista Georg von Welling, la inspiración de Goethe para su personaje de Fausto, narra en su Opus mago-cabalisticum. Escribe Manly P. Hall:

Una pequeña partícula de la Piedra Filosofal, si se vierte sobre la superficie del agua, según un apéndice sobre la sal universal de Herr von Welling, inmediatamente empezará un proceso de recapitulación en miniatura de la historia del universo, ya que instantáneamente la tintura –como los Espíritus de los Elohim– se agita sobre el cuerpo del agua. Un universo miniatura se forma el cual, según afirman los filósofos, en verdad surge del agua y flota en el aire, en el que pasa por todos los niveles de desarrollo cósmico y finalmente se desintegra.







Como colofón, este viaje al mundo interior de los cristales y cuasicristales y la visión de lo que llaman una nave espacial de ADN.

Twitter del autor: @alepholo

FUENTE: PIJAMASURF

martes, 14 de abril de 2015

HOME - DOCUMENTAL

El documental muestra la historia del planeta Tierra desde sus inicios hasta el presente. En la película se pueden ver secuencias de imágenes de todo el mundo, en las cuales se puede apreciar, cómo el hombre ha maltratado y está afectando al planeta: el clima (cambio climático), los ecosistemas (deforestación, sobreexplotación de acuíferos, pérdida de biodiversidad, urbanización, etc.) debido a la voracidad de energía y materiales del sistema socioeconómico capitalista. El documental asimismo avisa que según los científicos, de no modificarse nuestra conducta, probablemente en 10 años la situación podría no ser reversible.

lunes, 13 de abril de 2015

DE NUESTROS MIEDOS - EDUARDO GALEANO

CONOCE AL QUOKKA, EL ANIMAL MÁS FELIZ Y ADORABLE QUE EXISTE

Conoce-al-quokka-el-animal-mas-feliz-y-adorable-que-existe.jpg



En las islas occidentales de Australia ―especialmente en Rottnest, cerca de Perth ―vive una especie de marsupial, pariente del canguro, con un nombre aborigen muy raro: el quokka. Su tamaño es más o menos el de un gato, tiene patas y cola cortas y un pelaje cuyas tonalidades van del castaño oscuro al gris, con reflejos rojizos.

Se trata de mamíferos muy simpáticos, sobre todo por las sorprendentes características de su rostro, que viven entre la hierba y tienen hábitos nocturnos. Sin más, pasemos a conocer al quokka, el animal «más feliz» y adorable que existe.


Quokka: hábitat y alimentación

Conoce-al-quokka-el-animal-mas-feliz-y-adorable-que-existe-1.jpg

Los quokka prefieren lugares húmedos para vivir o que estén muy cerca de afluentes naturales, especialmente bosques espesos o selvas profundas. Aunque pueden pasársela sin beber, las plantas de las cuales se alimentan no. Así que una buena solución es estar cerca de las fuentes de agua fresca.

FINN PRÖPPER

Los quokka son animales vegetarianos. Se alimentan preferentemente de hierbas, pero también gustan de algunas frutas silvestres, de las bayas y de las hojas. Por lo general, buscan alimento en el suelo, pero si es necesario pueden escalar los árboles.

Al comer, no mascan la comida, sino que la tragan y luego la regurgitan. Luego se tragan este bolo alimenticio. No necesitan beber mucha agua pues se hidratan de los propios alimentos que ingieren
.
Conoce-al-quokka-el-animal-mas-feliz-y-adorable-que-existe-2.gif

Vida social de los quokka y ciclos de vida

WILDSULTRYS0UL

Los quokka son criaturas muy sociables que se relacionan pacíficamente con otras especies, incluyendo el ser humano. Viven en grupos pequeños liderados por los machos, entre quienes se pueden producir altercados por los territorios más protegidos.

A partir de enero comienza el ciclo de vida de los quokka. Entonces se produce el apareamiento y la concepción, esta dura un mes, tras de la cual nace el cachorro.


HEWBALL

Las hembras traen hijos dos veces al año. Estos se crían en la marsupia durante 11 meses y dos meses después es que se independizan de la leche materna. Los quokka pueden vivir hasta 5 años en la naturaleza.

Tan simpáticos animalitos construyen unas especies de túneles entre las hierbas que les sirven para moverse a través de la zona y encontrar sus alimentos. Son usados, además, para huir de los depredadores en caso de que estos aparecieran.
Quokka: una especie amenazada que debemos ayudar


WILDSULTRYS0UL

Los quokka son una especie amenazada de extinción pues su número se ha ido reduciendo considerablemente a lo largo de los años. El ser humano introdujo en estas islas depredadores como los zorros, los gatos y los perros, que les dan caza indiscriminada.

La principal ayuda que podemos darle a los quokka es, si visitamos algunas de las islas donde habitan, no ofrecerles ningún alimento. Esta costumbre de los turistas es dañina para sussistemas digestivos, lo cual es causa de muchas muertes.

Estos marsupiales resultan ser criaturas muy singulares y sus
curiosidades nos confirman una vez más que los animales del continente australiano son verdaderamente extraordinarios.



FUENTE: OJOCURIOSO

domingo, 12 de abril de 2015

EL CIELO EN EL CEREBRO: LA FASCINANTE RELACIÓN DE LA LUNA Y LOS NEUROTRANSMISORES

SIGUIENDO CON UNA EXPLORACIÓN DE LA CRONOBIOLOGÍA Y DE LA RELACIÓN ANTROPO-BIO-CÓSMICA PROBAMOS UN MÉTODO PARA AUMENTAR EL DESEMPEÑO COGNITIVO Y LA PRODUCTIVIDAD BASADO EN LA SINCRONIZACIÓN ENTRE LA MENTE Y LA LUNA


Screen shot 2015-04-07 at 1.46.48 AM

El hombre cobra vida a través del qi del cielo y la tierra; madura al ritmo de las leyes de las cuatro estaciones.

El Clásico Interno del Emperador Amarillo

Cuando le preguntaron a Pitágoras qué era el tiempo, respondió que era el alma del mundo.

Plutarco



Para el hombre antiguo era un hecho incontrovertible que su vida estaba ligada a los procesos astronómicos y a los ciclos estacionales que marcaban los astros. No sólo dependiendo del cielo y de la tierra –y de su relación de creatividad y receptividad– para cosechar sus alimentos, sino también para cultivar una vida sana y virtuosa física y mentalmente. El hombre, como parte de la tierra, también recibe del cielo la energía que le permite crecer. Esto era parte de una cosmogonía que tiene como piedra angular la visión del microcosmos como un espejo del macrocosmos: una filosofía natural perenne que encontramos presente en mayor o menor medida en todas las culturas antiguas. El hombre moderno, no sin arrogancia, ve en esto un rasgo del pensamiento mágico-primitivo que el pensamiento racional ha rebasado. Despojado de este espíritu, el paradigma médico del hombre occidental no toma en cuenta la influencia de factores ambientales y mucho menos cósmicos. Pero hoy sabemos, por experiencia propia, que la medicina occidental moderna es muy buena para atacar y extirpar padecimientos agudos, pero sufre cuando se trata de curar y no sólo aliviar los síntomas de enfermedades crónicas (las enfermedades del tiempo). Tradiciones de medicina antigua, por ejemplo la espagiria (alquimia vegetal) o la acupuntura, curan balanceando y despertando los procesos de autosanación del cuerpo; la medicina alópata moderna “cura” suprimiendo síntomas con fármacos que generan efectos secundarios en otros sistemas y órganos, porque estos no son concebidos como estrechamente interdependientes. Existen, sin embargo, señales de una mayor apertura a sistemas holísticos dentro de la ciencia médica occidental, especialmente a partir de recientes hallazgos en la epigenética, y particularmente en la cronobiología.

Como vimos en un
artículo anterior sobre la cronobiología, existe una relación entre la cualidad particular del tiempo y la salud humana y su disposición y aptitud para realizar ciertas tareas. En otras palabras, no todos los momentos son iguales, y realizar cierta acción en determinado momento puede ser contraproducente o, en el sentido contrario, doblemente provechoso, siendo catalizada por la energía que predomina en ese momento (el universo como proceso de aikido). Ser conscientes de esto, de los cambios, de los ciclos y de las diferentes cualidades de los momentos, es ya un paso importante para armonizar el cuerpo y la mente, ahorrar recursos y almacenar energía.

Después de este acercamiento teórico, sigamos con una aplicación práctica de la cronobiología con la intención de comprobar que esta relación entre el hombre y el cosmos no es sólo analogía poética sino correlación energética.





La praxis de la Luna

Hace unas semanas entrevisté al doctor Mark Filippi, cuyo Método somático descubrí leyendo Present Shock, de Douglas Rushkoff, analista de medios que quizás sea el más legítimo heredero de Marshall McLuhan. Rushkoff empleó el sistema de Filippi, basado en una conexión entre las fases de la Luna y cuatro neurotransmisores básicos, para maximizar su desempeño escribiendo su libro (una especie dewalk-the-talk, ya que uno de los temas del libro de Rushkoff es la importancia de tomar conciencia de los efectos que tiene vivir conectado a internet 24/7 y abandonar los ciclos naturales). Rushkoff explica cómo trabajó con este método en la escritura de su libro:

Usaba la primera semana de la Luna para organizar los capítulos, hacer entrevistas, y hablar con amigos y colegas sobre las ideas que estaba trabajando. En la segunda y más intensa semana, me encerraba en mi oficina, con una tarea definida, y lograba escribir la mayor parte del libro. En la tercera semana, editaba lo que había escrito, leía material nuevo y saltaba hacia cualquier sección que me llamara, probando ideas nuevas. En la última semana, revisaba la estructura y pasajes difíciles y reprogramaba la pesadilla que es mi sitio web. Mi propia experiencia es que mi productividad aumentó cerca de un 40%, y mi paz mental durante todo el proceso se transformó completamente para bien. Aunque esto resulte anecdótico para cualquier otra persona, ciertamente me convenció de seguir consciente de estos ciclos de ahora en adelante.

Filippi describe su sistema, en su concepción más amplia, como una conciencia de “la relación entre el mundo interior y el mundo exterior”. Esto basado en una interiorización del aspecto cuaternario que rige los ciclos en la naturaleza: cuatro estaciones, cuatro fases lunares, cuatro cuartos de hora, cuatro elementos, cuatro fases de la respiración, etc. El cuatro es parte esencial del ritmo y de la medición. “El cuatro es una constante en la forma en la que las cosas se organizan en la naturaleza y en cómo absorbemos información, dividiéndola en grupos de cuatro”, explica Filippi.

El método de Filippi es una continuación del trabajo de Irving Dardik, Joel Robertson y David Goodman, quienes, cada uno en su ámbito, han elaborado una teoría sobre las oscilaciones en el desempeño fisiológico, emocional y mental del ser humano. “Mi ecología se desprende de la confluencia del modelo de Goodman de cuatro fases y las ideas de Robertson sobre performance. También sé que existe una correlación con el sistema de acupuntura [esto es el sistema de acupuntura lunar que se describe en
Clásico del Emperador Amarillo]”. Particularmente la historia de esta correlación entre la Luna y los neurotransmisores se origina en Goodman, quien en las últimas décadas ha recopilado minuciosamente información sobre sueños y estados emocionales en un diario propio y de diferentes sujetos de estudio. Goodman sugiere que existe un patrón: “Surgen cuatro cambios emocionales naturales. Estos los he reportado desde 1996 como: pasivo ascendente, activo ascendente, pasivo ascendente y activo descendente”. La idea de que estos ciclos emocionales están ligados a la Luna viene del libroBody Time (1971), de Gay Gaer Luce, en donde se propone la siguiente hipótesis:

Un sondeo calendárico de los síntomas de las personas sanas probablemente revelará que una sorprendente cantidad muestran oscilaciones en peso, vitalidad, desempeño óptimo, pesimismo, apetito, sueño; oscilaciones en brillantez y apagamiento, empeño y apatía, volubilidad e imperturbabilidad, malestar y robusto bienestar.


moon1


-Primera semana lunar: acetilcolina

-Segunda semana lunar: serotonina

-Tercera semana lunar: dopamina

-Cuarta semana lunar: norepinefrina (o noradrenalina)

Los neurotransmisores son mensajeros químicos que viajan en el espacio sináptico llevando información de neurona a neurona.  La mayoría de los neurotransmisores son sintetizados a partir de los aminoácidos presentes en nuestros alimentos, pero sabemos también que factores ambientales influyen en la conversión de estas moléculas neuromediadoras. Un ejemplo muy conocido es la disminución de la serotonina en invierno debido a la menor exposición al Sol, lo que produce el trastorno afectivo estacional; podemos observar aquí un efecto de carácter literal, la luz del Sol se convierte en serotonina, lo cual nos mantiene animados; la oscuridad nos deprime. Existen numerosos neurotransmisores, pero tanto Goodman como Robertson y Filippi identifican a la acetilcolina, la serotonina, la dopamina y la norepinefrina como los dominantes en cuanto a su influencia en el estado de ánimo y en el desempeño psicofísico. “Son diferentes sabores de coherencia”, dice Filippi, “y los cuatro vienen a ti todo el tiempo, pero uno es el principal en determinado momento”.

Algunas personas parecen tener una mayor inclinación hacia alguno de estos cuatro grandes dominios. “¿Cuál es tu tendencia? “¿Cuál es tu forma predominante de mostrarte en el mundo”, dice Filippi. “Conoce tu soma,  para que puedas adoptar una estrategia de refinamiento de las áreas en las que tienes cierta carencia natural”.

Se pueden seguir ciertas indicaciones para balancear una deficiencia en la producción de neurotransmisores, sin tener que tomar antidepresivos o buscar “highs” permanentes a través de cosas como el sexo y el deporte extremo. Por ejemplo, Joel Robertson, en su libro Natural Prozac, nos dice que escuchar a Bach es una forma de provocar la secreción de serotonina: nos produce una calma energética. Podemos también hacer reformas a nuestra dieta. Otra forma es simplemente estar conscientes del calendario lunar y de los picos y valles que seguimos en el curso de 1 mes (o el ciclo que determinemos, ya que algunos de nosotros podríamos estar un poco desfasados). Esto permite una especie de neurofeedback: si nos vemos reflejados en el espejo del cosmos, un bajón en nuestro desempeño no será recibido con frustración, sino aceptado como un proceso de regeneración en el que estamos participando colectivamente. Una marea externa que se vuelve interna. 


Aunque el sistema de Mark Filippi tiene la virtud de incorporar multidisciplinariamente nuevos hallazgos científicos, personalmente lo que más confianza me da es que coincide en espíritu con las observaciones realizadas por el gran clásico de la medicina china: El Clásico Interno del Emperador Amarillo (Huangdi Neijing), para algunos la biblia de la acupuntura. En el texto atribuido al Emperador Amarillo, se dice:

Al principio de la luna creciente, el qi y la sangre se originan como esencia, y el qi de defensa se empieza a mover. Cuando el disco de la Luna está lleno, la sangre y el qi están repletos, los músculos y el tejido  firmes. Cuando el disco de la Luna se vacía los músculos y el tejido menguan, los conductos y los vasos se agotan y el qi de defensa se pierde.

La apariencia física existe por sí sola. Es por eso que uno sigue las temporadas del cielo para regular la sangre y el qi… Uno sigue la secuencia del cielo y los tiempos de abundancia y agotamiento. La posición [del qi] está determinada en observancia de los cuerpos celestes moviendo [la posición de su] luz.

Algunos verán superstición y pensamiento mágico en esta indicación que sirve como guía para modular la intensidad del tratamiento de acupuntura; otros (me incluyo) verán aquí una muestra de sabiduría milenaria, ya que este método sigue aplicándose con resultados avalados empíricamente después de más de 2 mil años en China y numerosos otros países en los que se practica medicina china.

El qi en la medicina china es un término que generalmente se traduce como energía o aire, pero que tiene también la connotación de “información” que puede dirigirse en el cuerpo (con el dao-yin) para reprogramar funciones orgánicas. Aunque evidentemente no es lo mismo, para fines prácticos podemos substituir qi por los diferentes neurotransmisores y descubrimos un patrón similar, el cual, por otro lado es marcado de manera literal por la misma Luna: más luz es más energía y claridad. Como en el cielo en la tierra, y como en los cuerpos celestes en el cuerpo humano.

Spain Supermoon



Los cuatro neurotransmisores y las cuatro fases lunares

Con el interés de que este método pueda ser estudiado de manera sencilla y llevado a la práctica, revisemos los efectos particulares de los distintos neurotransmisores y la clasificación que hace Mark Filippi en su sistema somático:

Filosomático—Acetilcolina-Luna Nueva/Cuarto Creciente:

La primera semana del ciclo lunar corresponde al neurotransmisor acetilcolina y a una inclinación filial. “Cuando estamos surcando en acetilcolina, nos volvemos más sensibles, más aptos a actividades grupales y más receptivos emocionalmente”, dice Filippi. Esta semana se caracteriza por mucha energía pero no tanta concentración. Rushkoff observa que en la semana de la acetilcolina “las personas tienen buena energía y vivacidad, es genial para introducirla a nuevas ideas”. La acetilcolina neurológicamente está asociada con la memoria y el aprendizaje (fármacos que suprimen los receptores de acetilcolina afectan la memoria y el aprendizaje). La luna nueva es el momento para iniciar nuevos proyectos, para sembrar plantas pero también ideas, imágenes e intenciones y aprovechar la energía ascendente.
Ontosomático—Serotonina—Cuarto Creciente/Luna Llena

La segunda fase de la luna, que va del cuarto creciente a la luna llena, corresponde a la serotonina. Esta semana se tiene mucha energía y además mucha concentración mental por lo que es ideal para la realización de trabajo creativo. Esta es la semana en la que Rushkoff escribió la mayor parte de su libro. Filippi recomienda encontrar un espacio solitario para aprovechar estos momentos de lucidez en los que nos acompaña nuestra musa. La serotonina participa en numerosas funciones orgánicas, incluyendo un rol principal en la digestión (por lo que muchas enfermedades gastrointestinales son tratadas con antidepresivos), pero está sobre todo identificada con regular el estado de ánimo. En la semana del cuarto creciente nos sentimos saciados y plenos. Este estado, sin embargo, puede desbordarse y desfondarnos si no encontramos ese espacio reflexivo para canalizar nuestra energía. En otras palabras, aunque muchas personas pueden sentir la atracción de utilizar (y dilapidar) esta energía socialmente, es un momento de trabajo y cultivación personal.

Ecosomático—Dopamina—Luna Llena/Cuarto Menguante

La semana de la dopamina, es una semana de distracción y divertimento, de involucrarse en actividades sociales y ecológicas, con una cualidad empática. La dopamina neurológicamente está asociada con las experiencias y los estímulos que producen las experiencias, el placer, la recompensa y la excitación. En la semana de la dopamina podemos aflojar y disfrutar lo que hemos hecho.

Exosomático—Noradrenalina- Cuarto menguante/Luna nueva

La semana en la que entramos en la fase de “huir o pelear” (fight or flight), un estado defensivo en el que instintivamente nos protegemos (ya que tenemos menos reservas). Hay mucho análisis, pero poca inspiración. “Es un estado hiperbinario, unidireccional y agresivo”, dice Filippi. Rushkoff bromea con que es como la mentalidad de Barack Obama. Un regreso parcial al cerebro reptiliano. Si no dilapidamos nuestra energía, será más fácil superar esta semana de fragilidad nerviosa.



Elogio de la Luna (y un argumento personal a favor de la Luna)

La Luna en los sistemas simbólicos de la antigüedad regenteaba el agua. Sabemos científicamente que la Luna controla las mareas, coordina la menstruación y afecta la ovulación, la retención de orina, y se correlaciona con episodios de diarrea y problemas cardiovasculares. El ser humano, según nos enseñaron en la escuela, es mayormente agua. Esa agua compuesta que es la sangre lleva oxígeno (potencial de energía), nutrientes y productos neuroquímicos a las diferentes partes del cuerpo. Es concebible que la fuerza de la atracción de la Luna ejerza un efecto, aunque sea sutil, en este sistema de distribución. En el Clásico Interno del Emperador Amarillo se dice: “En la tierra hay arroyos, ríos,y océanos. En los seres humanos hay canales y meridianos. Todos ellos con influencia mutua”.

Apelamos aquí entonces a contemplar la posibilidad de que, aunque en un principio sea muy sutil y difícil de percibir, nuestra productividad y bienestar general pueden ser fácilmente mejorados siguiendo una práctica de armonización lunar, una especie de meditación distribuida a lo largo de 1 mes, cuyo fundamento es simplemente observar el tiempo (lo que Pitágoras llamaba “el alma del mundo”) y los efectos particulares que ejerce sobre nuestro organismo, suspendiendo la incredulidad de que somos independientes y estamos separados de los otros procesos naturales, que estamos en un río aparte, que corre solo, sin influencias. Juega con la idea que animaba la filosofía china: somos, como el emperador, el hijo del cielo. Realmente no tienes mucho que perder.

Cuando vivimos en un mundo que ha perdido la sincronía, que está fuera de tono, es apropiado recordar la frase de William Blake: “Debo de crear mi propio sistema o seré esclavizado por el sistema de otro hombre”. William Burroughs en The Revised Boy Scout Manual propone como primer paso para retomar el control de la realidad “proclamar una nueva era y desarrollar un nuevo calendario”. Rushkoff actualiza: “Si no sabes cómo funciona el sistema que estás usando es probable que el sistema te esté usando”.

Existe, por supuesto, una alternativa más tradicional y más segura a crear un propio sistema autónomo. Abandonar el sistema impuesto por el mainstream de la sociedad y encontrar, en equilibrio entre la observación individual –el conocimiento de uno mismo, “Know thy soma”, dice Filippi—y la observación de la naturaleza, un sistema integral. Uno de los sistemas milenarios que mejor ha sobrevivido el paso del tiempo –porque es un reflejo orgánico del tiempo mismo— es el calendario lunar. Las palabras mes, menstruación y moon, en inglés,
todas tienen la misma raíz (medir). La Luna es un viejo reloj de luz y agua. Tanto los chinos como los hebreos siguen usando una base lunar para dar coherencia y estructura a sus vidas; los mayas, en su asombrosa percepción astronómica, también desarrollaron un importante calendario lunar; son innumerables las culturas antiguas que rigieron sus vidas por la Luna. El calendario lunar, además, tiene una ventaja, puede ser experimentado en el cuerpo (ese antiguo reloj interno), algo que muchas mujeres han comprobado, más allá de que esté o no legitimado por la ciencia.





Recordar, tal vez como aliciente, que la Luna en el mandala tibetano de la Rueda de la Vida es lo que señaliza una posibilidad de escapar del ciclo ilusorio del sufrimiento y la reencarnación; es un símbolo de la liberación del sistema impuesto. Buda meditando apunta a la Luna. Imagina esta paradoja: una experiencia temporal más coherente es lo que nos lleva a lo intemporal, a lo que no está sujeto ya a la impermanencia y las mutaciones.

Después de 2 meses siguiendo un protocolo lunar en mi trabajo y actividades, mi impresión es que el sistema de Filippi (que además coincide con los consejos del Emperador Amarillo) tiene una cierta coherencia, es decir, se ajusta elegantemente a los efectos de la Luna en la biología humana, aunque permita ciertas interpretaciones y variaciones en función de una adaptación individualizada. Siento una mayor energía y una mayor concentración cuando la Luna crece y una peligrosa plenitud en la luna llena (que puede derramarse y drenar si no se practica una especie de tensegridad), un sutil descenso en la función cognitiva y una mayor aprehensión en la fase menguante (que, sin embargo, se puede paliar si uno se relaja y no se obsesiona con la energía que pierde: entonces hay una pequeña y tranquila muerte al final del mes lunar).

A fin de cuentas, el calendario no debe convertirse en un dogma o en un determinismo cronobiológico, sino en una plantilla que nos permite organizar mejor nuestras actividades y catalizar la cualidad vibrante (el qi) del tiempo. El hecho de observar los efectos y las correlaciones entre las diferentes fases y estaciones de la naturaleza y nuestro cuerpo y mente es probablemente la virtud principal de este ejercicio de cultivación de la salud a través de la regulación energética y emocional. Genera el efecto, que no deberíamos desestimar como secundario, de crear conciencia corporal de nuestra relación con la naturaleza y el cosmos. Nos regresa ese sentido asombroso de pertenencia: nuestros actos tienen más sentido y profundidad cuando están unidos a los procesos del universo.


Twitter del autor: @alepholo

Lee la primera parte: La cronobiología o la importancia de vivir en sincronía con los ciclos naturales

Consulta el calendario somático de la luna para este 2015

FUENTE: PIJAMASURF

MIGRACIONES: UN PLANETA EN MOVIMIENTO - DOCUMENTAL

El siglo XXI será el de los pueblos en movimiento. Pero el fenómeno no es nuevo. Los seres humanos se han desplazado siempre aunque sólo fuera unos kilómetros, incitados por la búsqueda de tierras cultivables o expulsados a causa de conflictos. Las tensiones económicas, las crisis políticas, las guerras y las catástrofes naturales continúan arrojando a los emigrantes a los caminos. Éstos, cada vez más numerosos, circulan de un lado a otro del planeta y no están dispuestos a quedarse inmóviles.


SACRED SPIRIT II - MORE CHANTS AND DANCES OF THE NATIVE AMERICANS (MÚSICA DE RELAJACIÓN)


AHORA LES PRESENTAMOS UNA NUEVA ILUSIÓN ÓPTICA: UN SAPO


sábado, 11 de abril de 2015

PREFACIO DEL TENER AL SER - ERICH FROMM

Vivimos en una época sin esperanza. El hombre busca desesperadamente algo en qué creer y acude a los nuevos gurús. Ni aun el hombre inteligente, de gran conocimiento. por desgracia, esta a salvo de formas primitivas de espiritualidad. La fe apasionada, fanática, en ideas y prohombres (sean cualesquiera) es idolatría. Se debe a la falta de equilibrio propio, de propio actividad, a la falta de ser. Lo mismo ocurre con el gran amor: se convierte en idolatría cuando alguien cree que la posesión de otro da respuesta a su vida, le presta seguridad y se convierte en su dios. El amor no idolátrico a una idea o a una persona es sereno, no estridente; es tranquilo y profundo; nace a cada instante, pero no es delirio. No es embriaguez, ni lleva a la abnegación, sino que nace de la superación del yo. Erich Fromm - Del tener al ser

miércoles, 8 de abril de 2015

EL AEROMÓVIL, EL COCHE VOLADOR QUE PODRÁS COMPRAR EN 2017

Aeromobil-el%20coche-volador-que-podras-comprar-en-dos-anos-mas-2.jpg

Salir a la calle a la hora pico es un infierno y, puedes pasar horas y horas en tu automóvil casi sin avanzar. Muy pronto podrás llegar literalmente volando a casa.

En 2017 estará disponible el AeroMobil, un coche volador pensado para el mercado masivo aunque su costo será alto. No creas que es un jet, sino que puede describirse como un vehículo híbrido con la capacidad de elevarse.


AeroMobil: Adiós a los atochamientos

Faltan apenas dos años para que el primer coche volador creado para su uso masivo llegue a su versión final. Se trata del AeroMobil, un vehículo muy especial y del que ya existen prototipos funcionales.

El conductor puede usar su AeroMobil como desee, ya que funciona con la misma gasolina que los vehículos actuales y, su tamaño es similar al de un coche normal, pudiendo estacionarlo en los espacios públicos sin problemas.





A la hora de volar, el AeroMobil requiere de una pista para despegar, puede ser en un aeropuerto o también en un terreno que le de una recta de más de 300 metros, algo que no es tan difícil de encontrar.

Este coche, que ya está en su versión 3.0, viene probándose desde octubre de 2014 y los resultados son exitosos. Sus fabricantes, la empresa eslovaca AeroMobil, contaron con el apoyo económico de la Unión Europea, por lo que cumple con todos sus estándares de calidad y revisiones.

Cómo es el AeroMobil

Un diseño futurista, interior que mezcla los controles de vuelo y tierra y capacidad para dos pasajeros. Así es el AeroMobil, que siempre está listo para andar en ciudad o volar.

En caminos, puede alcanzar una velocidad de 160 kilómetros por hora, mientras que en los cielos llega a los 200 kilómetros por hora, inferior al de un avión común, pero la idea de este coche volador no es reemplazar a los aviones.

El AeroMobil cambia de forma según cómo lo vas a utilizar, para ello tiene alas desplegables, las que se guardan cuando se va a conducir por la ciudad, teniendo así el aspecto de un coche con diseño extraño pero agradable.

Si viajas por aire, el AeroMobil puede cubrir una distancia de 700 kilómetros con el estanque de combustible lleno, mientras que por tierra la cantidad sube a 875 kilómetros.

En base a lo logrado con los prototipos actuales, se espera añadir capacidades nuevas antes de lanzar su primera versión comercial, entre las que se incluyen la función de piloto automático, nuevos ángulos para las alas e incluso un paracaídas.

Si bien se espera que el AeroMobil salga a la venta en 2017, su precio no será para nada económico, así que la gran mayoría de la gente no podrá acceder a él, pero si esperamos una década, quizá el hacer que tu coche despegue hacia el cielo no sea algo exclusivo de millonarios.

FUENTE: BATANGA

UNA MADRE RECICLA BARBIES Y LAS TRANSFORMA VOLVIÉNDOLAS MAS NATURALES

Una mujer de Australia les quita el maquillaje a las muñecas y les cambia la ropa para modificar el modelo “sexista y fashionista”. Considera que las figuras perfectas puede afectar el autoestima de las niñas. 

CAMBIO TOTAL. Sonia hace que el aspecto de las muñecas se vuelva más natural y menos fashionista (Captura de video).

CAMBIO TOTAL. Sonia hace que el aspecto de las muñecas se vuelva más natural y menos fashionista (Captura de vídeo)

CAMBIO TOTAL. Sonia hace que el aspecto de las muñecas se vuelva más natural y menos fashionista (Captura de video).

CAMBIO TOTAL. Sonia hace que el aspecto de las muñecas se vuelva más natural y menos fashionista (Captura de vídeo)


CAMBIO TOTAL. Sonia hace que el aspecto de las muñecas se vuelva más natural y menos fashionista (Captura de video).

CAMBIO TOTAL. Sonia hace que el aspecto de las muñecas se vuelva más natural y menos fashionista (Captura de vídeo)


CAMBIO TOTAL. Sonia hace que el aspecto de las muñecas se vuelva más natural y menos fashionista (Captura de video).

CAMBIO TOTAL. Sonia hace que el aspecto de las muñecas se vuelva más natural y menos fashionista (Captura de vídeo)

Una científica y artista australiana decidió cambiar la forma de las barbies con las que jugaba su hija, dándoles un aspecto menos “fashionista” y más “natural”.

Sonia Singh era una amante de las muñecas de niña y ahora recicla barbies en desuso y las transforma en muñecas con características más parecidas al común de las mujeres y niñas.

Les quita la pintura de la cara con quitaesmalte y les dibuja ojos más redondeados, les pone ropa similar a las que usan las niñas y quedan con un aspecto menos “sexista y fashionista” según relata ella misma.



“De chica me gustaba mucho jugar con muñecas pero mi madre no me dejara jugar con las barbies. Yo no entendía hasta que fui mayor”, cuenta Sonia en una entrevista. 

La científica considera que este tipo de muñecas con ojos muy pintados y curvas perfectas siempre han recibido mucha controversia. “Sus cuerpos idealizados pueden afectar en gran medida la forma en que las jóvenes se perciben a sí mismas”, dijo.

Sonia sostiene que las mamás de todo el mundo a menudo luchan con esta situación. Ellas quieren que sus hijas tengan juguetes impresionantes, pero desde luego no quieren que tengan problemas de autoestima. 

“La solución es difícil, pero una madre es encontrar la manera de navegar por el mundo de las muñecas y las imágenes hiper-sexualizada”, concluye. 

FUENTE: LAVOZ

martes, 7 de abril de 2015

AUNQUE NO LO CREAS, LO QUE APARECE EN ESTA IMAGEN ESTA LEJOS DE SER UN CAMALEÓN

¿ESTÁS LISTO PARA CONFUNDIR UN RATO A TU VISTA Y TU CEREBRO CON ESTA ESPECTACULAR OBRA DE BODYPAINTING?



chameleon-body-painting-optical-illusion-johannes-stotter

¿Te acuerdas de la imagen de una guacamaya que cautivó internet por tratarse, increíblemente, de una mujer pintada? Pues ahora el mismo artista, Johannes Stoetter, quien alguna vez ostentó el extraño título de “campeón de bodypainting”, está de regreso. Y quizá su nueva obra es aún más sorprendente que la legendaria guacamaya: se trata de un camaleón (o al menos todo nos indica que lo es) que en realidad está conformado por los cuerpos hilvanados de dos mujeres.

Stoetter tardó 4 horas en diseñar esta pieza y 6 en pintarla, un período bastante breve si consideramos que el resultado es el engaño puntual de nuestra mente. En todo caso, se trata de un recordatorio más de lo falible que es el adagio popular “ver para creer”


chameleon-body-painting-optical-illusion-johannes-stotter-2




VÍDEO:


FUENTE: PIJAMASURF

SUEÑO DEL SOL - LOS TEKIS


lunes, 6 de abril de 2015

EL ARTE DE LEONORA CARRINGTON

Leonora Carrington nace en Lancanshire, Inglaterra, el 6 de abril de 1917.

En 1936 ingresa a la academia de arte del pintor Amédée Ozenfant.

En 1937 conoce al pintor Max Ernst en Londres. Ernst, de 46 años, sedujo a Leonora, de tan sólo 19. Así comenzó la leyenda de “La desposada del viento”, como él le llamaba. Viaja con él a París y entra en contacto con los surrealistas.

En 1938 escribe el libro de cuentos La casa del miedo. Participa junto a Max Ernst en la Exposición Internacional de Surrealismo en París y Amsterdam.

En 1939, Max Ernst es apresado por las tropas alemanas, Leonora huye a España y Portugal.

En 1940 es internada a raíz de una crisis nerviosa en el Hospital Psiquiátrico de Santander. Escribe la novela “La dama oval”.

En 1941 huye del hospital y contrae matrimonio con el escritor mexicano Renato Leduc y viaja a Nueva York.

En 1942 viaja a México.

En 1943 se divorcia. Conoce en este año al fotógrafo húngaro Emérico Chiki Weisz

En 1944 escribe la obra de teatro “Penélope”.

En 1946 contrae matrimonio con Emerico (Chiki) Weisz con quién vivirá 61 años de su vida. Nace su hijo Gabriel.

En 1947 nace su hijo Pablo. Inaugura su primera exposición individual en Nueva York .

En 1960 escribe la obra de teatro “La invención del mole”.

En 1965 pinta un mural en una de las paredes del laberíntico Castillo de Xilitla, muy cerca de la surreal obra arquitectónica creada por Edward James en selva de la Huasteca potosina (Xilitla, Me?xico).

En 1976 publica la novela “La puerta de piedra”.

En 1988 escribe el libro de cuentos “El séptimo caballo”.

En 1990 participa en la exposición “La mujer en México”, exhibida en la National Academy of Design en Nueva York.

En el 2005 recibe el Premio Nacional de Bellas Artes otorgado por el gobierno de México

Leonora Carrington reside en México.

El 25 de Mayo de 2011, fallece víctima de una neumonía a los 94 años de edad, en la ciudad capital de México.

FUENTE: ELCATALEJO



Los faustos del subsuelo


Dibujo durante su estancia en hospital psicquiatrico


La giganta


Las viejas damas





El mundo magico de los mayas


Queria ser pájaro








Fruta prohibida (oleo sobre lienzo 1959)


México city, oleo sobre lienzo


(Los animales, de carácter totémico, así como las criaturas mitológicas y fantásticas, tienen un papel preponderante en pintura de Leonora Carrington)


(Leonora Carrington, San Antonio ermitaño*)





(La hermana del Minotauro, óleo de Leonora Carrington, 1953)


(Les distractions de Dagobert (**), temple y óleo sobre tabla de Leonora Carrington)



ESCULTURAS:
















FUENTE: VIAJESCONMITIA